Skip to main content
[vc_single_image image=”12297″ img_size=”300×300″ alignment=”center” style=”vc_box_circle”]

Altas en Omega 3 y sin sabor a pescado

Durante el embarazo, todo lo que las mamás consuman llegará al bebé y es necesario tener en cuenta algunas cosas importantes cuando se está comiendo por dos. Incluir ciertas vitaminas y minerales pueden hacer una diferencia en el sano crecimiento y desarrollo del niño, en especial aquellos que el cuerpo no produce por sí mismo.

En esta misma línea, las Cremas Mamá de P&M, tienen un alto contenido de DHA (Omega 3), aceite esencial que contribuye al desarrollo del sistema nervioso y visual del niño que está por nacer. Repercute en la capacidad de aprendizaje, memorización y puede consumirse también durante el periodo de lactancia. Además ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares de la madre.

En sus versiones Champiñones o Lentejas contienen una excelente combinación de ingredientes que además de dar una sensación de saciedad, aportan proteínas, fibra, son libres de sellos, sin azúcar añadida y súper simples de preparar: sólo hay que agregar 1 taza y media agua fría para disolver, luego 3 tazas y medias de agua caliente e ir revolviendo a fuego medio por 5 minutos (champiñones) y 10 minutos (lentejas). Rinden hasta 5 porciones.

La recomendación de consumo diario de DHA  por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) es de 300 mg al día durante el embarazo y lactancia, sin embargo, en los países occidentales la ingesta es de 70 a 200 mg al día y  En Chile la ingesta promedio en mujeres embarazadas es de 40 mg al día. También existe evidencia de menor consumo de DHA en las embarazadas vegetarianas o veganas.

¿Por qué sucede esto?, una de las principales razones es el sabor. “Lo más común en lo que corresponde a productos enriquecidos en DHA es que sean en base a pescados, lo que genera un mal sabor que te queda en la boca todo el día. Entonces, pensando en las mamás que durante el embarazo agudizan sus sentidos y son más sensibles a los aromas y gustos, nosotros utilizamos un DHA en base a algas, que no tiene olor ni sabor”, explica Manuel Palma, Doctor en alimentos de la Universidad de Chile y cofundador de P&M.

Leave a Reply